cloe2gs (cloe2gs) wrote,
cloe2gs
cloe2gs

Hola!

De regalito navideño un par de viñetas mas de la tabla alcohol

Autor: cloe2gs
Fandom:Entourage (El sequito)
Prompt: #20.- Bourbon
Pairing: Eric, Vince y Ari. Menciones de Eric/Sloan
Ranting:: PG-13 porque esta Ari y eso significa palabrotas.
Tabla: TABLA ALCOHOL


—De verdad que no se cual es el problema— dice Vince saliendo del ascensor de Miller y Gold.

Llevan hablando de lo mismo desde que Sloan se fue a trabajar y sigue sin saber cuál es exactamente el problema.

—A Sloan le molesta —le dice Eric por décima vez en lo que llevan de mañana—. Se ha llevado un buen susto esta mañana y no es como si tuviéramos ocho años.
—Si, Vinny, se ha oído el grito hasta en la cocina —añade Tortuga riendo.
—Estáis exagerando.
—Tienes que reconocer hermanito, que sí que es un poco raro.
—¿Tú también Johnny? —pregunta deteniendo su avance y mirando a su hermano ofendido de que no le esté apoyando.
—Tú solo intenta no hacerlo más ¿vale? —le pide Eric parándose frente a él y lo hace de esa manera en que Vince es incapaz de negarle nada.
—Pero es mi casa —dice en un último intento de convencerle de que es algo inofensivo y sí, vale, puede que este sonando como un niño pequeño a punto de tener una pataleta; pero en serio que no le ve ningún problema a algo que ha hecho desde que Eric y él eran pequeños y vivían en Queens.
—Ya; pero imagínate que no hubiera sido la comprensible prometida sino la chalada acosadora esa de Ashley —añade Tortuga.
—O la puta de Christi —añade Drama
—O cualquiera de las otras ex locas de Eric —vuelve a añadir Tortuga intentando no reírse al ver la cara que está poniendo el pelirrojo.
—Sí hermano, podrían haberte hecho una foto y salir en la potada de Us Weekly.
—Si prometo no hacerlo más ¿podemos dejar el tema? —les pregunta el moreno pasando entre ellos y entrando en la oficina de Ari.
—¿Lo dirás en serio o solo para que me calle? —le pregunta Eric entrando tras él.

Vince suelta un gruñido y con el dedo se hace una cruz en el pecho, como cuando eran pequeños y querían prometer algo.

—¿Estas contento?
—No, te he visto cruzar los dedos de la otra mano —contesta el pelirrojo dándole un empujón que tumba al otro en el sofá del despacho.
—Vaya, Eric ¿te pones agresivo con todos tus clientes o solo con la Gallina de los Huevos de Oro?— dice Ari levantándose de su silla y rodeando el escritorio— Vinny no deberías prometérselo.
—Ni siquiera sabes que es, Ari.
—Ya me conoces, Eric, si es algo que tú quieres siempre estoy en contra.

Eric niega con la cabeza y Vince le coge de la muñeca tirando de él haciendo que se desestabilice y termine sentándose entre Tortuga y él.

—Vince se ha metido en la cama de Eric esta noche mientras estaba con Sloan y a ella le ha dado un susto de muerte esta mañana —dice Tortuga divertido. En realidad toda la situación le hace mucha gracia.

A Ari no le hace tanta. Su sonrisa se queda petrificada un segundo, esperando que a alguno de los chicos que tiene delante le diga que no, que es una broma y que la discusión es por cualquiera de las otras tonterías que hacen a lo largo del día. Pero los segundos pasan y ninguno de ellos dice nada.

—¡Joder! —grita dando un golpe con fuera contra el escritorio— ¡Joder! ¡Joder! ¡Joder!

Comienza a pasearse por el despacho sin dejar de maldecir hasta llegar a la parte trasera de su escritorio, abrir un cajón y sacar una botella de bourbon y un vaso.

—Joder, Vinny —maldice mientras se llena el vaso y lo vacía de un trago antes de volverlo a llenar— Dime que es una broma.

Vince se pasa la mano por el pelo sin decir nada y Ari vuelve a vaciar el vaso.

—¿Ves lo que me haces, Vinny? Me empujas a la bebida. Y tú —dice señalando a Eric—, tú, enano irlandés de mierda ¿Cómo demonios lo has permitido?
—Estaba durmiendo —responde Eric sin estar seguro de tiene que justificarse cuando no ha hecho nada malo—. No me di cuenta hasta que Sloan se despertó esta mañana y gritó.
—Deberías haberla oído gritar. Se ha oído hasta la cocina —añade Tortuga riendo.
—Pensé que tenías tu propia y jodida casa —gruñe el agente ignorando al otro.
—Se rompió una tubería y me he estado quedando en una de las habitaciones libres de casa de Vince.
—No iba a dejar que se quedara en un hotel teniendo habitaciones de sobra —contesta Vince como explicación.

Ari se pasa la mano por la cara y vuelve a beber del vaso de Bourbon.

—¿Y por qué? ¿Por qué te has metido en su cama? Explícamelo Vinny antes de que me dé un infarto.
—Es que no podía dormir.
—¿Y? —dice Ari un par de segundos después al ver que Vince no añade nada más.
—Eso, que no podía dormir.
—¡Pues te masturbas como hace todo el jodido mundo! —grita haciendo que Tortuga y Drama comiencen a reír—. O te tomas un puto vaso de leche o te fumas un porro o lo que te dé la gana. Excepto meterte en la cama de tu manager. ¿Qué es? ¿Es… es la cama? ¿Las vistas? Porque estoy seguro de que Eric te cambiará la habitación si es eso.
—¿La verdad? —pregunta Vince inclinándose un poco hacia adelante— Es el olor de Eric.
—Tío, eso ha sonado muy gay—suelta Tortuga intentando parar de reír.

Ari abre y cierra la boca un par de veces sin saber que más decir porque la situación es tan bizarra que no puede estar realmente pasando. Mira el vaso vacio en su mano y luego la botella de bourbon.

—Voy a salir de este despacho a buscar algo más fuerte que este bourbon en el despacho de Barbara —dice dejando el vaso sobre la mesa— y cuando vuelva voy a fingir que esta conversación no ha tenido lugar o matare a alguien y por alguien me refiero a ti enano irlandés.


Prompt: #26.- Cerveza
Pairing: Eric/Vince.
Ranting:: PG-13
Advertencias: SLASH (relaciones chico/chico)


Vince no suele tomar cerveza. No es que no le guste, es solo que ha aprendido a relacionar la cerveza con Eric, con pensar en Eric, con besar a Eric, con sus labios contra los suyos, con su lengua con la suya, con su sabor a tabaco y a caramelos de menta… y cuando era un simple chico de Queens al que nadie conocía eso no tenía ninguna importancia; pero ahora que es una estrella mundialmente famosa no puede permitirse ese tipo de cosas.

Todas y cada una de las veces que ha bebido cerveza ha terminado besando a su mejor amigo hasta quedarse sin aire. Todas. Sin excepción.

La primera vez que la probaron estaban en el ático de los Murphy y tenían 11 años.

Hacia algunos días desde que habían encontrado aquel vinilo de Los Ramones en el mercadillo que había organizado la iglesia a la que iba la familia de Eric, costaba poco y aquellos músicos parecían los más guays que habían visto nunca, con sus chupas de cuero y sus pelos largos; lo compraron casi sin durarlo y desde la primera nota supieron que había sido una buena inversión. Nunca habían escuchado música mejor que esa, y no creía que lo fueran a hacer. Desde entonces se habían pasado todo el tiempo posible en el ático escuchando lo que se había convertido en “la mejor música del mundo entero”

Aquel día Vice había aparecido con una caja de cerveza que había cogido de debajo de la cama de su hermano y la habían metido de contrabando, porque según Johnny, “Sólo se disfruta del rock de verdad con una cerveza fría bajando por la garganta”. Y ellos querían disfrutar del rock de verdad, así que robaron las cervezas y se dispusieron a disfrutar del momento. Se sentían mayores y poderosos, bebiendo cerveza y escuchando música, como si pudieran hacer lo que quisieran y nadie podría evitarlo.

Vince aun no sabe cómo pasó. Han pasado años y sigue sin saber que fue lo que le impulsó a besar a Eric, ha dejar caer la lata vacía de cerveza y besarle. Sólo sabe que fue el mejor primer beso que pudo haber tenido.

Con los años la situación se repitió. Diferente edades, diferentes épocas, a veces en verano y otras en invierno; a veces Eric fumaba y otras Vince repetía sus frases para la obra de la escuela; diferentes situaciones pero siempre con Eric y Vince oyendo los viejos vinilos de Los Ramones mientras bebían cerveza entre besos y risas.

Cuando Vince era un desconocido esos besos no importaban y bebía cerveza sin pensar en lo que podría pasar después; ahora ya no puede.

No es que le importe lo que piense la gente sobre él besando a su mejor amigo, ni lo mucho que se divierta con los ruidos de falso vomito que hace Tortuga cuando les ve o el posible enfado de Ari, porque siempre es divertido ver como se le hincha la vena del cuello y la cantidad increíble de insultos que salen por su boca. Nada de eso le evita beber cerveza. Si lo hace es por Eric, porque sabe que no se perdonaría si alguien les viera y eso perjudicase a su carrera.

Así que Vince ya no bebe cerveza.

Nunca.

Bueno… casi nunca; pero eso, es otra historia


Prompt: #33.- Contra la barra
Pairing: Vince y Tortuga. Menciones de Eric/Dan Humphrey
Ranting:: G
Notas: Menciones a relaciones SLASH (chico/chico) y mini Crossover con Gossip Girl; pero es tan sutil que si no has visto la serie ni siquiera lo veras.


—Llama a Eric.

Tortuga mira a Vince sin creerse lo que acaba de decir y pone los ojos en blanco al ver cómo le mira fijamente y sin pestañear, de esa forma que le pone nervioso porque es como una especie de superpoder de Vince, te mira fijamente y acabas haciendo lo que te pide, y no le gusta que lo use con él, porque así fue como acabo con aquel tatuaje en el culo.

—Llámale tú.
—No puedo. Hemos discutido.
—Pues arreglarlo.
—No me cogerá el teléfono. Llámale. Llámale y convéncele de que venga.

Quiere negarse, de verdad que sí. Quiere decirle que no va a llamar y que si Vince quiere arreglar las cosas con Eric, tiene que ponerse los pantalones de adulto como diría su madre, y llamarle el mismo. Pero en vez de decírselo, suspira derrotado y le da un trago a la cerveza que tienen en la mano antes de dejarla sobre la barra y sacar el móvil para poder llamar al mosquetero que falta.

Un tono. Dos. Tres… y el buzón de voz.

—No lo coge ¿Le dejo un mensaje?
—No. Cuelga. Llama a su madre.
—¿Qué? No, Vinny. No voy a llamar a la señora Murphy.

Y da igual lo mucho que este gimoteando sin ningún tipo de dignidad como si fuera un crio; porque Vince vuelve a mirarle fijamente y antes de que se dé cuenta esta murmurando maldiciones sobre que necesita nuevos amigos mientras llama a la casa de la infancia de su amigo. Rogando porque el pelirrojo sea quien conteste y esos dos puedan hacer las paces porque hacen falta dos personas y una de ellas llamarse Eric Murphy para soportar a Vince a veces.

—Hola, señora Murphy. Soy Tortuga. ¿Esta E en casa?

Y por un momento es como volver al instituto porque no puede recordar la cantidad de veces que hizo esto mismo, llamar a casa de E.

—Hola, Tortuga —responde la voz de la madre del otro— Eric no está en casa.
—¿Y dónde está? —pregunta mientras nota la mirada de Vince sobre él.
—Fue a Brooklyn. Me dijo que iba a ir a cenar con Dan.

Mierda. Mierda. Mierda. Mierda. Eso es en lo único que Tortuga puede pensar. En eso y en darse cabezazos contra la barra porque si Vince lleva insoportable diez minutos, no quiere ni pensar en cómo se iba a poner cuando descubriera que Eric estaba cenando con Dan. Su ex Dan. El único novio que ha tenido nunca y que hizo que Vince se subiera por las paredes y estuviera a punto de volver loco a todo el mundo.

—¿Quieres que le diga que te llame cuando vuelva? —le pregunta la señora Murphy al otro lado de la línea.
—No. No se preocupe. Que pase una buena noche.

Tortuga cuelga el teléfono y lo deja sobre la barra. No se atreve a mirar a Vince. Sabe que tiene que hacerlo, porque nota como le mira con tanta intensidad que le extraña que no haya empezado a arder; pero no quiere hacerlo, porque no quiere responder a sus preguntas. Porque cuando lo haga y le diga dónde está, Vince empezará a beber y a balbucear y a maldecir y él tendrá que asegurarse de que no haga ninguna tontería como plantarse en Brooklyn y buscar a Dan para partirle la cara, cosa que por otro lado ya hizo con diecisiete años cuando Eric le presentó como su novio y Vince le rompió la nariz.

—¿Y bien?

Tortuga le mira por el rabillo del ojo y vuelve sentir la tentación de golpearse la cabeza contra la barra. A lo mejor si lo hace con la suficiente fuerza se desmayará y no tendrá que hacerle frente a los ojos azules y esperanzados de su mejor amigo.

—Dice que se ha ido al cine y se ha dejado el teléfono en casa.

Vince asiente con la cabeza y Tortuga le da otro trago a su bebida. No le gusta mentir a sus amigos; pero decir la verdad terminaría con ellos en la página de sociedad de algún periódico y Ari le mataría, le resucitaría y luego volvería a matarle. Una mentira piadosa es un pequeño precio a pagar.
Tags: #20, #26, #33, crossover, fandom: entourage, fandom: gossip girl
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your reply will be screened

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 0 comments